Trucos autónomos: cómo para pagar menos IRPF en 2016

/ 21 octubre 2015

Ser autónomo en estos días no es fácil. Muchos de los profesionales que inician su actividad se encuentran con problemas relacionados con la facturación y las gestiones necesarias para realizar sus labores.

Trabajadores (Foto: Ministerio Empleo)

Trabajadores (Foto: Ministerio Empleo)

Como es bien sabido, uno de los grandes dolores de cabeza para todos los autónomos es el pago correspondiente al IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas). Keyandcloud, compañía especializada en soluciones de facturación electrónica, analiza cuáles son las claves para pagar menos IRPF en 2016 a través de unos sencillos trucos.

Rebaja del IRPF en verano de 2015

Este verano llegó una buena noticia para los empresarios y autónomos: la rebaja del IRPF que se tenía pensada para 2016, se adelantó. Gracias a esta medida, la retención se redujo del 19% al 15% para los autónomos en general y del 9% al 7% para los nuevos autónomos. La Agencia Tributaria estima que, con esta nueva medida, alrededor de 800.000 profesionales independientes podrían incrementar su liquidez en cerca de 263 euros durante la segunda mitad de 2015.

Ante la bajada: atención a la declaración de la renta

Ante esta última bajada del IRPF, tal y como se destaca desde Keyandcloud, el autónomo debe prestar atención extrema al impuesto. La bajada, que está vigente desde el 12 de julio de este año, se traduce en un gran beneficio: mayor liquidez, es decir, un incremento del efectivo que estimula a su vez el consumo. Ahora, las facturas deben realizarse indicando la base imponible más el IVA y menos el nuevo IRPF, por lo que se ganará mensualmente un poco más. Sin embargo, al final de año, es posible que se tenga que pagar más en la declaración de la renta. El IRPF tiene en cuenta los ingresos, la vivienda, los gastos, etc. y dependerá de todo ello, y no simplemente de lo que se retenga en las facturas, el aumento. Por este motivo, merece la pena plantearse ciertas cosas como la optimización de los gastos y el uso correcto de las amortizaciones y las deducciones. E incluso, se puede pensar en el pago del IRPF de forma fragmentada o en partes, si llegado el momento, no se puede hacer frente a este.

Política de gastos: deducción del alquiler

Los expertos de Keyandcloud destacan que la política de gastos de un autónomo es algo que debe revisarse con ayuda de un gestor profesional para así poder tener una visión más correcta de la situación. Por ejemplo, una idea de política de gastos que se debe tomar en consideración es el alquiler de la vivienda. En Europa cada vez hay más autónomos, ya que así cada uno puede controlar su fiscalidad y como parte de este control, la persona puede decidir deducirse ciertos gastos como el alquiler. Esta idea es perfecta para quien trabaja desde casa.

Impuesto de sociedades

Otra de las formas más recomendadas para reducir el IRPF se relaciona con el impuesto de sociedades. Si, por ejemplo, la base imponible general del IRPF es mayor a 41.400 euros, el autónomo debe plantearse crear una sociedad de forma que facture como persona jurídica. Esta figura le permitirá pagar menos impuestos y, a medida que la base imponible real se aleje de esta cifra límite, será aún más adecuada la creación de la sociedad. Al hacerlo, la sociedad puede pagar una nómina de administrador a sí mismo, el autónomo.

Ahorro

Por último desde Keyandcloud se recomienda de cara al año venidero realizar un ahorro, en la medida de lo posible. Si bien la bajada del IRPF vivida es un alivio para todos los trabajadores independientes, esto no significa que se deba dejar de ahorrar. Siempre es importante mantener la vista fijada en ello para poder ir avanzando. Asimismo, prestar atención a los gastos realizados pensando en la declaración a Hacienda de 2016 es una buena idea que llevar a cabo desde ahora.


(Fuente: keyandcloud.com)

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *