‘Juego de Tronos’ 7×03: análisis y claves del capítulo

/ 5 agosto 2017

No cabe duda de que Juego de Tronos se ha convertido en una de las series de televisión favoritas del verano.

Juego de tronos

La justicia de la madre ha sido un capítulo emocionante, con escenas que sientan las bases para el futuro desarrollo de la trama. Hasta ahora, la guerra se estaba cocinando a fuego lento, pero ya empieza a hervir.

Hay dos puntos fuertes en este episodio. El primero: la entrevista entre Daenerys y Jon Snow. Se trata de uno de los encuentros más esperados por los seguidores de la serie y sobre el que hemos elucubrado mucho. Presenciamos un pulso entre la Madre de Dragones y el Rey en el Norte, en el que ninguno de los dos da su brazo a torcer. Daenerys quiere que Jon la reconozca como reina legítima, mientras que él le habla de la necesidad de aunar fuerzas para vencer al Rey de la Noche.

El ahora señor de Invernalia no quiere oír hablar de guerras entre casas. Él requiere su ayuda para enfrentarse a un enemigo mucho peor que Cersei Lannister. De momento y con el consejo de Tyrion, Daenerys le concede sus yacimientos de vidriagón. Este gesto podría llevar a un acuerdo entre ambos en capítulos posteriores. Por otro lado, una vez más, nos deja en el aire la cuestión de los orígenes Targaryen de Jon Snow, con la escena en la que, tras decir «yo no soy un Stark», aparece oportunamente un dragón.

Segundo punto clave del capítulo: la venganza de Cersei Lannister y otra victoria a su favor. El león va abriéndose camino y deja un rastro de sangre y destrucción. Con las dos serpientes de la Arena como prisioneras, Cersei venga a su hija Myrcella y aplica el mismo castigo a la matriarca del clan. Su penitencia será ver morir envenenada a su hija y forzada a vivir para presenciar cómo su cadáver se descompone. Aún no sabemos qué ocurrirá con Asha Greyjoy, también prisionera.

En otra escena, el Banco de Hierro reclama la deuda de la Corona. Cersei corresponde a la petición prometiendo su devolución. Cómo lo hará lo descubrimos más adelante, cuando el ejército toma Altojardín y deja en Roca Casterly al batallón de Inmaculados, sorprendidos al no encontrar resistencia. Descubrimos, con las lluvias de Castamere como telón, la jugada de los Lannister. Destruyen la flota de los Inmaculados y les ofrecen un castillo del que no podrán salir. Mientras tanto, ellos se hacen con Altojardín y Jaime se las ve con Olenna Tyrell, otro gran personaje que nos abandona. Su final va acompañado de su confesión de haber matado a Geoffrey.

Destacamos también el regreso de Bran a Invernalia, como Cuervo de los Tres Ojos; y la curación de Ser Jorah, gracias a Samwell. Un capítulo espectacular. ¿Lo superará el 7×04? ¿A favor de quién se inclinará la balanza?

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *