La situación actual: la opinión de @CarlosParedesP

/ 10 junio 2013
Carlos Paredes (@CarlosParedesP)

Carlos Paredes (@CarlosParedesP)

Ningún gran millonario se gasta a diario, en cenar, lo que tres mil personas de clase media. Ningún supermillonario conduce a diario tantos vehículos como mil personas de clase media.

Y la pregunta es, ¿Cuántas personas de clase media desaparecen por cada nuevo millonario que se crea? ¿Cuántos nuevos pobres fabricamos por cada nuevo rico? Y hasta cuándo nos los podremos permitir.

A buen seguro, cualquier ministro de economía puede entender que si las clases medias van desapareciendo paulatinamente, es sólo cuestión de tiempo que la economía caiga.

Según Eurostat, diez millones de personas viven bajo el umbral de la pobreza en nuestro país.

Según Cáritas, desde 2007, la diferencia entre los más ricos (el 20% de personas con mayores rentas) y los más pobres (el 20% con menos ingresos) ha aumentado un 30%.

España se rompe, sí, pero no por Cataluña o País Vasco, España se rompe por la desigualdad económica alentada desde Moncloa y Bruselas.

Hace poco saltaba la noticia de que sólo en la ciudad de Barcelona había casi 3000 niños con problemas de desnutrición.

Pero esto, no es casual, es fruto de una política económica muy concisa e intencionada.

Mientras se subía el IVA (que afecta a todas las personas por igual, con independencia de la renta que tengan) se elaboraban figuras pensadas para que los ricos no paguen, como las Sociedades de Inversión Inmobiliaria, que vienen a decir que si usted tiene más de 8 bienes inmuebles pagará un 1% de impuestos por alquilar los mismos, todo eso mientras se inventan (porque las leyes no caen de los árboles, las inventan las personas) la Ley de Medidas de Flexibilización y Fomento del Mercado del Alquiler que limita el arrendamiento de viviendas vacacionales y apartamentos turísticos por parte de particulares.

Y es curioso, porque mientras se obliga a pagar más impuestos a la mayoría de la población, se perdonaba el fraude fiscal de las grandes fortunas, con beneficio directo además, para miembros afines al propio gobierno. Nunca fue tan rentable acumular grandes fortunas engañando a Hacienda, como lo ha sido con este gobierno.

Se restringe todo lo relativo a ayudas, hasta el punto, de plantearse tocar (nuevamente) las pensiones. Una nueva vuelta de tuerca sobre las clases medias y los pobres, necesaria para consolidar más a una clase privilegiada.

Se obliga a los ciudadanos a pagar por una sanidad que antes era gratuita y universal, por hacer uso de la justicia, por una educación que dio lugar a la generación mejor preparada de nuestra historia y que ahora exiliamos mientras nuestro gobierno condecora a la Virgen del Rocío, un icono que para ese reducido grupo de personas que ocupa la Moncloa, ostenta un lugar privilegiado por encima de aquellas personas que hacen avanzar la ciencia, a quienes no sólo no se les condecora, sino que se les castiga reduciendo el presupuesto.

No ha habido problema alguno en poner, eso sí, millón sobre millón para salvar a distintas entidades financieras de la ruina, mientras sus directivos cobraban astronómicas sumas de dinero. Les daban a ellos, lo que les quitaban a la mayoría de ustedes.

Personas que hicieron quebrar sus compañías son encumbradas a puestos de poder en una suerte de mafia dócil y complaciente consigo misma. Hablo de por ejemplo el señor Somoano, antiguo director de informativos de Telemadrid, que tras el éxito obtenido en la cadena autonómica (actualmente en situación de quiebra) ha sido ascendido a director de informativos de TVE, lo que no sabemos, es si en TVE habrá un equipo de televisión preparado las 24 horas, para cubrir cualquier actuación del presidente del gobierno, como lo había en Telemadrid, para cubrir las demandas informativas de doña Esperanza Aguirre.

La lista de atrocidades – y digo bien atrocidades- es tan enorme, que un simple esquema llevaría varios artículos, por todo ello, hablaremos, con nombres y apellidos, e iremos exponiendo, caso a caso, la situación actual.

La realidad económica y social que vivimos no es un fenómeno meteorológico, y desde luego, no es casual.


* Carlos Paredes es activista social. Fue portavoz de Democracia Real Ya, desde sus orígenes hasta el primer aniversario del 15-M. Formó parte de la organización de la primera manifestación del 15 de mayo de 2011, cuya fecha dio nombre al movimiento 15-M (15 de Mayo). Colaboró además en la organización de la manifestación internacional del 15 de octubre de 2011, bajo el lema «United for a blobal change» que tuvo repercusión, por primera vez en la historia, de manera coordinada y bajo un mismo lema y organización, en 22 países, y que hizo que más de siete millones de personas salieran a la calle en las diferentes ciudades españolas. (Más de un 17% de la población del país)

Ha colaborado, además de con ‘Diario La Nube‘, ‘Diariocrítico’, ‘El Secreto del Olivo’, el programa de debate televisivo ‘La plaza en llamas’, y ‘El Programa de Ana Rosa’, donde participó como tertuliano para la sección de noticias (economía y política) durante el verano de 2012.

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario